lunes, 20 de mayo de 2013

Baal

El valle de lágrimas será la carcel de los esclavos, y su apatía... la sinfonía de mi triunfo. Conquistaré cada cima con una risa sardónica y de las profundidades del abismo emergerá la colosal bestia carnal del caos, destruyendo las viejas murallas de la moral podrida. Compasión exclaman las masas enfermas, intentando contagiar con su fracaso la noble virtud de mi espada. Pero mi pulso no tiembla y mi semblante es frío, porque sobre su fracaso se asienta el poder de mi triunfo.

 18



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada